España ha dado un notable paso en la infraestructura de su sanidad militar con la puesta en operaciones del nuevo Hospital de Campaña, HOC, Role 3 con lo que permite desplegar en cualquier lugar del mundo un hospital de campaña capaz de atender las necesidades médicas de una división o cuerpo de ejercito o lo que es lo mismo atender una ciudad de  25.000 personas.
El termino “Role” se aplica a las capacidades médicas de una unidad sanitaria militar. En ese aspecto España disponía hasta ahora de capacidad sanitaria de Role 1, 2 y 4. Role 1 implica la atención básica y las primeras curas para una inmediata evacuación posterior, Role 2 sumaba a estas capacidades consulta médica, análisis e intervenciones quirúrgicas y evacuación del paciente una vez intervenido y estabilizado y Role 4 es la capacidad de un hospital militar convencional, el “Gómez Ulla” es el ejemplo arquetípico, que permite toda clases de intervenciones, exámenes, análisis, tratamiento posterior e internamiento.

Lo que permite un hospital de Role 3 es obtener todas estas capacidades del 4 pero sobre el terreno sin necesidad que el paciente sea evacuado de la zona de operaciones pues dado que puede ser intervenido, tratado, medicado y pasar la convalecencia en él sin necesidad de evacuación a un escalón superior, aunque eventualmente se pueda dictaminar esa evacuación ya no se daría con la urgencia que provoca la escasez de medios de los escalones mas bajos.
En definitiva un verdadero policlínico sobre el terreno, solo que mientras que cualquier clínica convencional se aloja en un edificio esta se aloja en  tiendas modulares y contenedores interconectados en una inmensa planta baja.
Por poner la comparación mientras que en un hospital normal los quirófanos pueden estar en el primer piso, la maternidad en el segundo, las consultas en el  tercero y los equipos de radiología en el cuarto y el resto ser habitaciones para los paciente en el HOC Role 3 esas mismas facilidades se dan pero en tiendas modulares y contenedores a los que se accede mediante pasillos, de hecho se emplean hasta 40 tiendas modulares y otros tantos contenedores para montar sobre el terreno el hospital en su totalidad.


HOC_role_3_redimensionar_redimensionar_redimensionar_redimensionar

Vista aérea del nuevo hospital de campaña.

HOC_role_3_1_redimensionar_redimensionar_redimensionar

Honores a la ministra de defensa a su llegada para la inauguración.

HOC_role_3_2_redimensionar_redimensionar_redimensionar

Paciente en una de las salas juntoa un monitor de telemedicina.

HOC_role_3_3_redimensionar_redimensionar_redimensionar   Aspecto frontal del H3 con su conjunción

de tiendas modulares y contenedores.

HOC_role_3_4_redimensionar_redimensionar_redimensionar

Sala de telemedicina con paciente

y médicos militares a la espera.

HOC_role_3_5_redimensionar_redimensionar_redimensionar

Centinela a la entrada del nuevo hospital.



Ahora bien, montar una infraestructura de esta clase no tiene nada de sencillo pues incluye levantarla y poner en funcionamiento todas sus capacidades  y capacidades que van desde quirófanos y laboratorios a radiología con áreas como la farmacia, la odontología o la  veterinaria y con capacidad quirúrgica múltiple con todos los equipos que conlleva. Por esto su despliegue se demora durante un mes hasta que el hospital está operativo al 100 por 100, por lo que solo se prevé su empleo en zonas de conflicto donde se espera una larga permanencia y no existan infraestructuras análogas de las que servirse.
Sin embargo, esta disposición modular tiene la ventaja que el complejo puede desplegarse en su totalidad o en parte según las necesidades a cubrir e ir incrementando las capacidades o reduciéndolas según la situación así lo aconseje, así existen tres modelos de despliegue: básico, intermedio y completo y según la misión y características de la misma se opta por uno u otro.


Una vez desplegado y operativo el HOC en el módulo completo trabajarán en él 400 militares con capacidad de 20 intervenciones quirúrgicas diarias en 20 especialidades diferentes, dispone de camas para 96 pacientes y espacio real para el triple de esa cantidad, 8 quirofanos, 8 camas de sala UCI ampliables a 16, capacidad de atención simultanea a 80 pacientes y completa capacidad de telemedicina pudiendo conectarse vía red  con los hospitales de la red de defensa pudiendo trasmitir imágenes en tiempo real de y a las salas de operaciones y envío de diagnósticos y tratamientos vía red.
Aunque la validación final no se dará por la OTAN hasta 2013, los exámenes de la alianza requieren maniobras, practicas sobre el terreno y un despliegue real en operaciones por lo que se prolongan más de un año dando una calificación de capacidad intermedia mediado el proceso de evaluación; lo cierto es que España dispone ya de una capacidad hospitalaria desplegable en cualquier lugar del planeta que hasta ahora solo disponían: EEUU, Francia, Reino Unido, Alemania, Canadá, Italia y la República Checa.
Una muestra evidente del avance y progreso que las FAS han logrado en los últimos tiempos.


HOC_role_3_6_redimensionar_redimensionar_redimensionar

Consulta de telemedicina, el sistema de conexión mediante red permite la conexión desde cualquier lugar del mundo para realizar cualquier consulta por videoconferencia que se precise.

HOC_role_3_7_redimensionar_redimensionar_redimensionar El hospital totalmente desplegado, su puesta operaciones en su máxima entidad se logra en un mes.

HOC_role_3_8_redimensionar_redimensionar_redimensionar

Realización de un simulacro da ecografía de corazón.

HOC_role_3_9_redimensionar_redimensionar_redimensionar

Los mandos de sanidad muestran uno

de los quirófanos a la ministra.

HOC_role_3_10_redimensionar_redimensionar_redimensionar

Aspecto de uno de los quirófanos del hospital. Se dispone de lo último en tecnología quirúrgica.

HOC_role_3_11_redimensionar_redimensionar_redimensionar_redimensionar

Aspecto general del nuevo hospital desde el cielo.